Cómo ayudar a tu hijo a elegir una carrera universitaria

Cómo ayudar a tu hijo a elegir una carrera universitaria
Hay decisiones que tomamos que pueden cambiar el curso de nuestra vida. Durante toda ella, nos encontramos con determinadas situaciones, donde debemos elegir un camino y que puede condicionar todo nuestro presente y futuro. Cuando pasamos de la niñez a la madurez debemos tomar una decisión clave: ¿Qué carrera universitaria se ajusta a nuestros gustos, tiene proyección de futuro y es alcanzable para nuestros bolsillos? Siendo adolescente esta es una cuestión que en algunas ocasiones, nos puede venir un poco grande y, por eso, los padres, gracias a su dilatada experiencia en la vida, son los mejores consejeros.
 

Para saber cómo ayudar a tu hijo a elegir una carrera universitaria lo primero es, como padres, saber lo que nuestro hijo no quiere. Es decir, muchas veces, nuestros adolescentes no saben bien a qué se quieren dedicar en un futuro, pero lo que sí tienen claro es aquella profesión que no se ven realizando. Además, tras años de colegio, seguro que todos ellos tienen claro qué asignaturas se les ha dado bien o en cuáles flojean un poco más. Este debe ser el punto de partida. Por ello, una vez que tengan claro que es lo que les gusta y lo que no les atrae tanto, debemos buscar aquella carrera que se corresponda mejor con sus intereses. El abanico de estudios es cada vez más amplio y, por ello, conocer el plan de estudios de cada carrera será fundamental para tener clara nuestra decisión.

 
Otra opción podrá ser saber si le gusta la profesión y, ¿cuál es la mejor manera de saberlo? ¡Probándola y practicándola! Probablemente trabajar como voluntario en aquello que deseamos ser, nos abrirá los ojos y nos hará tener más claro si es eso realmente a lo que nos queremos dedicar. También, podremos recurrir a un asesor. Siempre encontraremos, en el centro de estudios, una persona que nos pueda orientar sobre las asignaturas que se imparten, las salidas profesionales de la carrera y si esta combina con tus intereses y pasiones. Además, saber la experiencia de otros estudiantes también puede ayudar a tu hijo a conocer cuál será su futuro profesional. Conocer a una persona que esté cursando o que haya cursado esos estudios nos permitirá conocer sus sentimientos sobre la carrera y su proyección sobre la misma en el mercado laboral.
 
También, tendremos que explicarle a nuestro hijo que tiene que seguir sus sentimientos y elegir aquello que más le guste, pero que le permita tener un futuro laboral establece y que le pueda proporcionar cierta autonomía. Además, elegir un trabajo que te diferencie de los demás, será otra buena decisión, ya que el mercado laboral cada vez es más competitivo.
 
Ante todo, debemos ser comprensivos con la decisión de nuestro hijo. Y debemos desaconsejarle si toma la decisión por motivos irrelevantes como: “eso lo estudian mis amigos”, “eso lo estudió mi padre y mi abuelo”, “lo estudiaré porque es fácil” o porque “me lo voy a pasar muy bien”.
 
En todo momento debemos prestar apoyo a nuestro adolescente e intentar no condicionar su decisión y que elija según sus criterios y sentimientos. Por ello, es aconsejable informarnos sobre todo lo mencionado anteriormente para así poder proporcionar a nuestro hijo una opinión estudiada y personalizada.

Author: Universidad de Navarra

848 847 362